Notes from Spain and Spanish Forum Learn REAL Spanish now!  

Go Back   Notes from Spain and Spanish Forum > Spanish Forum > En Español, ¿Hablamos?

Notices

 
 
Thread Tools Display Modes
Prev Previous Post   Next Post Next
Old 7th November 2010, 11:10 PM   #1
Margot
ViajeraVerdaderaVirtual
 
Margot's Avatar
 
Join Date: Dec 2006
Location: California
Posts: 1,307
Default ¡AYUDA!-antes de que baje la cortina...

Qué casualidad: Acabo de pensar en mandar aquí lo que sigue cuando vi la noticia triste sobre el foro.
Sin embargo, decidí hacerlo por si acaso todavía hay alguien que puede corregirlo.... .
Lo que está en itálica es escrito por mi amigo español, Juan Carlos.
Era la inspiración para lo que hice yo. La mía sigue. Es por esta parte ("Lázaro") que me gustarían las correcciones. Gracias de antemano............y adiós a todos mis amigos por aquí.....

***whoops....recibí un error que me dijo que es demasiado largo este post...por tanto....mandaré el mío primero y quizás mandaré lo de mi amigo después.....

Lázaro

Un día a los fines de agosto, al atardecer, amainó finalmente una tormenta horrenda. Su fuerza feroz hubo azotada todo en su paso por hora tras hora antes de que se agotase y se terminara. Por eso, tan pronto como vio este cambio bienvenido en el tiempo, un navegante anciano decidió de aprovechárselo por dar un paseo por la playa desierta que se extendía enfrente de su casa.

El anciano miró el mar. ¡Qué diferencia! Tenía ahora la tranquilidad de un lago; no hubiese ningún movimiento. Las ondas tremendas hubieron amainado. La calma que resultó tenía una cualidad surrealista, misteriosa, casi sobrenatural. Era como si el mundo estuviese conteniendo el aliento mientras esperando un suceso todavía desconocido.

Fue tarde. El sol, ya bajo en el cielo, se había puesto una visión alucinante. Parecía a una bola de fuego. Su color dorado se había cambiado a un rojo sangre cuya intensidad era poniéndose mas viva con cada minuto que pasó. Mientras estaba mirándolo con asombro, el viejo se daba cuenta de que hubo aparecido por encima de él no uno, no dos sino tres distintos arcos de cielo. Se le ocurrió que era como si las cintas coloreadas estuvieran tratando de envolver el cielo sí mismo en un paquete gigantesco para preparar a dárselo a alguien como regalo magnífico.

Tan pronto como el hombre había llegado a la playa y empezó a caminar por la orilla del mar, el agua tranquila comenzó a reflejar los colores de una puesta de sol fenomenal. Su color azul se transformó en una intensa rosa oscura. Y todo, el cielo, el mar y lo que existía entre los dos, pareció como uno. Había una harmonía total.
El capitán se sentía reanimado por la magia de sus entornos, vigorizado por el espectáculo de los cambios increíbles que estaban ocurriendo uno tras otro. Aceleró su paso. Respiraba hondo. Con cada aliento el se sintió infundido por vida nueva. Tenía la sensación extraña de siendo renacido.

Se encontró caminando rumbo al anciano muelle que quedaba más allá del curvo de la costa al otro lado de la isla pequeñita, la parte algo salvaje. Era un sitio abandonado desde la construcción de otro más cerca del pueblito hace muchos años, Mientras andaba una brisa suave comenzó a soplar. Y, a la vez, el capitán se puso consciente del sonido lejano de música tocada por instrumentos raros, una música misteriosa, Aunque, al principio, fue bastante débil el sonido, apenas perceptible, mientras él seguía andando se puso más fuerte, su ritmo más insistente. Y se la parecía al capitán más y más familiar....como una melodía no olvidada por completo sino que enterrada en la memoria como algo que conoció bien hace mucho tiempo cuando todavía su juventud, sus esperanzas y sus sueños le cantaron, le animaron y le desafiaron. Su música le tiró al capitán hacia la muelle como una cuerda invisible e irresistible. Sabía que tenía descubrir la fuente de lo que estaba oyendo.

De repente el sendero dobló a la izquierda. Siguió este cambio de dirección nueva. La fuerza de la música y su volumen aumentaron. Su intensidad se puso tremenda. De aquello momento se le apareció el muelle. Era estirado sobre un mar rosa. Y, sentando a su extremo, en la distancia lejana, rodeada por el mar y bañada por una luz etérea de un sol que era a punto de desapareciéndose en el agua debajo, hubo una... ¿mujer? No. ¿Un pez? No fue pez. El capitán se dio cuenta de que tenía los ojos clavados en ¡una sirena!

Sí, era una sirena sentada al punto más lejano del muelle viejo. Era mirando el capitán y sin voz pero aun así - era cantándole, pediéndole venir hacia ella. La sirena llevaba alrededor el cuello unas algas largas las cuales eran entrelazadas para formar un collar. Desde el collar era tachado y suspendido una concha luminiscente. Ella era sonriendo al capitán. A la vez estuvo ofreciéndole la concha de su collar que tenía entre las manos extendidas en su dirección.
De pronto el capitán se dio cuenta, con certeza absoluta, que contenía la concha la fuente de su música. Supe que su canción había sido envuelto y protegido por su sirena durante el curso de todos esos largos
años vacíos, silenciosos, años de ilusión pérdida; la concha de su sirena había salvaguardado su melodía. Todo lo que estuvo ahogado al fondo del mar durante aquello día catastrófico cuando hundió su barco hace años, era rescató y guardó por su sirena hasta ese momento cuando el capitán viniera a reclamar lo que era el suyo. Hasta ¡ahora mismo!.
Con paso seguro y rápido se dirigió a su sirena sonreída para recuperar su música, su ilusión perdida. Se sintió que pudiera volar, sintió como si estuviera andando sobre el agua. Y de hecho, ese fue precisamente lo que estuvo haciendo.


Last edited by Margot; 9th November 2010 at 05:58 AM.
Margot is offline   Reply With Quote
 

Bookmarks
Learn REAL Spanish now!

Thread Tools
Display Modes

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off

Forum Jump


All times are GMT +1. The time now is 05:11 PM.


Powered by vBulletin® Version 3.8.7
Copyright ©2000 - 2019, vBulletin Solutions, Inc.