View Single Post
Old 13th October 2010, 06:29 PM   #7
Ajo
Forero Senior
 
Ajo's Avatar
 
Join Date: Jun 2010
Location: Oxford
Posts: 71
Default

Hola, Quertilla. Escribí hace dos años unos parrofos sobre los idiomas de mi vida. Espero que te gusten.


%%%%%%%%%%%%%%%%%%

Los idiomas de mi vida


Soy de nacimiento escocés; mi lengua materna es el inglés. ¿Por qué? Les escoceses no se definen por la lengua (ni como los irlandeses ni los galeses, ni tampoco como los franceses) sino por sus propias instituciones: sus propios fueros y leyes, su propio sistema de justicia; sus escuelas y universidades, su propio sistema de educación; su propia iglesia; y ahora de nuevo su propio parlamento en Edimburgo. Así estoy contento de ser escocés y hablar inglés (¡pero con acento escocés!)

Cuando era niño no me daba cuento que había otros idiomas. Pero cuando mi padre volvió de la guerra, nos enseñó a contar en italiano: "un, due, tre, quattro, cinque, sei, sette, otto, nove, dieci". Y nos dijo también unas palabras de árabe: "Bahksheesh" y "Allah keyfik". Mi madre, quien había aprendido francés en el instituto, a veces habló un poco en esa idioma : "Bonjour, mes enfants, comment allez-vous?". A veces también, mi madre nos decía su frase unico de alemán: "Der Himmel ist blau", pero muy muy bajo; en los cuarenta y los cincuenta las cosas alemanas fueron sospechosas. Mi tía también tuvo un novio, ex-combatiente del Ejército del Aire polaco; pero he olvidado las palabras de su idioma que nos enseño.


Tenía once años cuando fui por primero vez al instituto, que se llamo en inglés "Perth Academy and Sharp's Institution"---pero hoy día no decimos ya en Inglaterra "Institution" cuando hablamos de escuelas. Allí empecé a aprender dos idiomas, francés y latín.

Me gustó mucho el latín. Los verbos tienen seis tiempos, dos voces, cuatro modos, tres personas singulares y tres plurales. Y también hay los participios y los gerundios. ¡Es un lengua para matemáticos! Las historias de César contando sus campañas contra las tribus célticas de Francia y de Britania emocionó mucho a los chicos. Y los poemas también nos interesaron, y fueron fáciles de aprender de memoria: todavía recuerdo los primeros hexámetros del Libro II de la Eneid, donde Eneas dice a la reina de Cartago, Dido, de la derrota de Troy
"Conticuere omnes intentique ora tenebant
inde toro pater Aeneas sic orsus ab alto:
infandum, regina, iubes renovare dolorem ... "
Más tardé, en la Universidad de San Andrés recibí una clase de latín; leímos (entre otros libros) el Agrícola de Tacíto. Y mas tardé en mi vida, me interesó la historia y me interesó el culto católico, así continuo leyendo un poco latín.


La lengua francesa, por otro lado, no me gustó nada. Odié a los profesores: las señoras fueron regañonas y tarascas, y los señores ¡me callo! Los sonidos franceses también son muy difíciles para la boca escocesa: "j'ai eu" y otros horrores que solo los maricones pueden pronunciar. Sin embargo, aprobé los exámenes. Pero todavía este idioma no me gusta (ni los franceses tampoco).


Durante mi ultimo año en el instituto los que intentaron ser científicos estudiaron alemán. Así aprendí decir
"Sauerwasserstoff" y "Kegelspitzencurven", pero nada más. Sin embargo, en 1977 colaboré con dos amigos en unas investigaciones matemáticas. Publicamos un teorema - ¡en alemán! ("Endliche Gruppen, die Kein Element der Ordnung 6 Enthalten".) Comprendo las matemáticas pero no comprendo el alemán.


El verano de 1971 fui a Sudáfrica por tres meses. Los blancos hablan inglés o afrikáans (una especie antigua de holandés). Porque hablé inglés con acento escocés fuerte muchas gentes creyeron que era holandés. Cuando pregunté por alguien en inglés, respondieron en afrikáans. De verdad, no hablo ese idioma de nada. Un amigo con quien viví en Johannesburg (Cuidad de Juan), llamado Santiago, habló tanto inglés como afrikáans; ya estaba aprendiendo también un de los idiomas bantúes, xhosa. Es un idioma muy interesante para los matemáticos: tiene prefijos y sufijos, y también infijos. En xhosa hay consonantes y vocales, y también chasquidos: por ejemplo la palabra "ixhalanga", con un chasquido "xh", significa buitre.


No hablo ningun idioma céltico: ni ninguna lengua de la familia p-céltica (galés, bretón, córnico) ni ninguna de la familia q-céltica (gaélico, irlandés, manés). (Son clasificado p o q según su palabra para hijo sea map o maq; por ejemplo, en gaélico MacDonald significa hijo de Donald, así el gaélico es de familia q-céltica; por otro ejemplo, en galés Price es de verdad (Ma)price, que significa hijo de Rhys, así el galés es p-céltico.) Pero cuando era joven muchas fines de semana fui de acampada al campo y las montañas. Los nombres de lugares en Escocía se dan en las mapas en las lenguas originales del pasado: en noruego, en pictés (idioma p-céltica (ya extinto) de la `gente pintada', del noreste de Escocia), y especialmente en gaélico. Así aprendí un poco gaélico para traducir estos nombres del gaélico al inglés. Por ejemplo, Meall Dearg significa una colina roja, Gleneagles es el valle de la iglesia, y Schiehallion es la montaña de fantasmas del pueblo caledonés.

Y también aprendí un poco galés para leer los nombres en los mapas de ese país, donde he pasado muchas días de vacaciones: por ejemplo, Croesgoch (un pueblo en el Condado de Pembroke) significa cruz roja.

Y ahora hace dos años que estoy aprendido castellano. Espero que progrese un poco.

No tengo tiempo de hablar de otras lenguas en mi vida; por ejemplo los lenguajes de máquinas: BASIC, Algol, etcétera. No tengo tiempo de hablar de la lengua de matemáticas, en el que todas las cosas se pueden expresar - pero poca gente pueden comprender. Y por supuesto no tengo tiempo de hablar de música, ese lenguaje sin palabras, comprendido por todo el mundo.


%%%%%%%%%%%%%%%%%




Ajo is offline   Reply With Quote